La ciudad ideal

LA CIUDAD IDEAL[1]

 1. JUSTIFICACIÓN

¿Qué significa una ciudad ideal? ¿Existe una ciudad ideal?

Obviamente, al menos en mi criterio, no existe ninguna ciudad ideal, porque, de existir, dejaría de ser ideal. Lo ideal es lo utópico, lo que no existe pero que, a la vista de las deficiencias y precariedades de la realidad, los seres humanos que no se resignan a vivir en ellas se empeñan en transformar. Uno de los mejores ejemplos es el libro UTOPÍA de Tomás Moro. El gran pensador y político inglés, que prefirió ser decapitado antes que traicionar sus principios y sus convicciones religiosas, escribió una semblanza de lo que, en su criterio, debería ser una sociedad ideal.

Entonces, ¿para qué plantearse un ideal si es una utopía y, tal vez nunca se va a cumplir?¿Cuál es la utilidad de la utopía?

Sin una utopía, sin un ideal, los humanos vivirían igual que los seres irracionales, es decir que concebirían el día a día, la cotidianidad como si fuesen absolutos, escritos por el destino e imposibles de alterar. Vivirían sin hacerse preguntas, sin cuestionar nada, sin aspirar ni pensar en nada que no sea comer, beber, dormir, disfrutar de los deleites biológicos y eliminar los residuos[2]. La pobreza sería algo eterno, imposible de evitar o solucionar y, por tanto, aceptada resignadamente por los que la padecen. La injusticia, la corrupción, la humillación, la enfermedad, en fin, todos los males del mundo, de la naturaleza y de la sociedad serían absolutos, castigos de un dios implacable y maligno, imposibles de cambiar o disminuir.

De manera que el ideal, la utopía, es una meta a alcanzar, un camino a seguir, una cumbre que hay que coronar, un horizonte al que se camina aún si se sabe que mientras más se camine el más se alejará. No importa si parece inalcanzable, al contrario, eso mismo lo hace más deseable, y obliga a poner todos los esfuerzos para luchar y alcanzarla. Como escribió Bertrand Russell, la felicidad es una actitud y compromiso de búsqueda.

2. DEFINICIÓN DE LA CIUDAD IDEAL

Ante la emergencia mundial que supone el calentamiento global, los pronósticos científicos aseguran que para mediados de siglo la situación mundial será insoportable y peligra la misma supervivencia de las condiciones de vida en el planeta; afirman que ese calentamiento es producido por acciones de los seres humanos (antropogénicas) y que, en el ámbito territorial, son las ciudades las causantes principales de aquel. En esas condiciones, la ciudad ideal sería aquella que detiene sus impactos sobre el medio ambiente, sobre la supervivencia de la biodiversidad, que no contribuye a dicho calentamiento global es decir, que es sostenible. La ciudad ideal seria la ciudad sostenible.

3. CARACTERÍSTICAS DE LA CIUDAD IDEAL

  1. POBLACIÓN: Debe ser planificada de una vez para un número determinado y fijo de habitantes, de manera que, al superarse ese número, no debe crecer, sino que hay que construir otra ciudad. O sea que su territorio no debe expandirse. En el mismo sentido, la dotación de vivienda, equipamientos urbanos, servicios e infraestructura deben ser planificados para aquel número fijo de habitantes.
  2. TERRITORIO: Debe planificarse su extensión de manera eficiente, eso quiere decir que debe tener una densidad máxima óptima. Densidad máxima significa que no debe existir desperdicio de suelo, ni áreas vacantes ni áreas baldías; cada metro cuadrado de suelo urbanizado debe tener un uso eficiente. Y densidad óptima significa que todas las áreas, desde las de la vivienda unifamiliar, las de los equipamientos urbanos, las de las vías, etc., no deben ser ni mínimas ni máximas, sino aquellas diseñadas para un nivel de vida DIGNO, para todos los habitantes. Esto se opone a los dos extremos a los que la ciudad capitalista nos tiene acostumbrados, por un lado áreas máximas para los adinerados, lo que significa que el desperdicio lo pagan todos los habitantes, y áreas mínimas para los trabajadores, lo que significa niveles indignos de vida familiar, con insalubridad, incomodidad y falta de privacidad familiar e individual. De manera que las áreas deben ser planificadas y los espacios diseñados cumpliendo normas universales antropométricas, ergonómicas, sicológicas, sociales y ambientales.
  3. ORGANIZACIÓN ESPACIAL: La distribución de las actividades en el espacio urbano y la distancia entre ellas deben estar planificadas de manera de reducir al mínimo la movilidad motorizada[3]. Aquello significa que en la ciudad el actor fundamental es el peatón, el vehículo a motor quedará desplazado a una mínima presencia, y existirá únicamente en su modalidad de transporte público colectivo; el vehículo individual o familiar no tendrá presencia en la ciudad ideal. Esta situación tiene un impacto fundamental en el uso del suelo: debe plantearse como meta y parámetros de comparación de la bondad de los diseños que el espacio urbano total esté distribuido aproximadamente con las siguientes proporciones: 75% para vivienda, 15% para el equipamiento urbano y 10% para las vías.

Los barrios o unidades vecinales deben ser uniformes e integrados socialmente, en cambio los equipamientos urbanos deben ser de uso colectivo mixto e indiscriminado.

  1. TRAZADO URBANO: Máxima eficiencia en la geometría del trazado para un uso eficiente del territorio urbanizado. Cumplimiento de las metas de distribución proporcional de las funciones indicada en el punto anterior. Área de vías reducida al mínimo y diseño jerarquizado de la red vial de manera de asegurar la fluidez y seguridad. Imbricación de los espacios duros con los verdes: red verde intercalada con la pavimentada. Amplia presencia de la arborización y vegetación. Presencia de la vegetación, además, como recurso de diseño urbano para protección solar, acústica, y de la contaminación. Orientación de vías y bloques edificados en consideración al aprovechamiento de los vientos predominantes para ventilación, purificación y humidificación adecuada; evitando la formación de túneles de viento que bajan la temperatura, obligan a recurrir a la calefacción artificial y provocan incomodidad; y en consideración del recorrido aparente del sol en el horizonte para la esterilización de los espacios arquitectónicos, para el uso de la energía pasiva, y para la purificación de los espacios urbanos. Proporcionalidad de la geometría de las manzanas para evitar incomodidad y peligro a los peatones. Proporcionalidad de la geometría de los bloques edificados para lograr el máximo aprovechamiento de la energía y cualidad purificadora de los rayos solares, así como la ventilación natural de los espacios interiores. Separación mínima entre los bloques edificados para asegurar la iluminación natural, asoleamiento, ventilación y privacidad de los espacios[4].
  2. TIPOLOGÍAS DE VIVIENDA Y EDIFICACIÓN: En orden a la utilización eficiente de la energía y los recursos, así como también a lograr una densidad edificatoria y morfología adecuadas, las tipologías de vivienda y edificación deben ser: de 1 piso (unifamiliares), de 2 pisos (unifamiliares y bifamiliares), de 5 pisos (altura máxima sin necesidad de ascensores) y de 12 pisos (considerada la altura máxima para mayor eficiencia económica, ambiental, técnica y funcional).
  3. MORFOLOGÍA URBANA: La morfología debe expresar los valores trascendentes de los habitantes de la ciudad, es decir su identidad, de manera que la sientan suya, se la apropien, la cuiden, respeten y defiendan.
  4. ENERGÍA: Generada totalmente mediante fuentes renovables. Consumo eficiente. Edificios diseñados para ahorro energético y energía pasiva. Vehículos eléctricos. Cultura de consumo eficiente e incentivos para los consumos mínimos.
  5. AGUA POTABLE: Infraestructura y servicios urbanos diseñados para funcionar con sistemas de purificación y recirculación del agua potable. Aseo de los espacios públicos con aguas grises. Aparatos sanitarios de consumo mínimo y uso de las aguas grises para los consumos que no requieran agua potable. Recirculación de las aguas grises entre actividades y equipamientos[5]. Cultura de consumo eficiente e incentivos para los consumos mínimos.
  6. ALCANTARILLADO: Redes separadas de alcantarillado para aguas lluvias y negras. Aguas lluvias utilizadas en los consumos que no requieran de agua potable y purificadas para consumo humano. Tratamiento y purificación de aguas grises y negras previos a su disposición final.
  7. COMUNICACIÓN DE VOZ Y DATOS: Redes conectadas con la red mundial y que cubran todo el territorio urbano. Uso intensivo en todas las actividades urbanas de manera de eliminar y/o reducir la necesidad de las transferencias físicas de personas y de bienes entre las distintas actividades. Acceso universal a la red mundial de información.
  8. TRATAMIENTO DE LOS DESECHOS SÓLIDOS: Cultura de la producción mínima de desechos e incentivos para la misma. Separación de los desechos desde las fuentes de su producción. Recirculación y reutilización de los desechos industriales, y producción de compost con los desechos orgánicos. La reducción de los desechos se alcanzará mediante la cultura de las R: reducir la adquisición y consumo, reutilizar y recircular.
  9. PRODUCCIÓN, DISTRIBUCIÓN Y CONSUMO DE BIENES (alimentos y todo tipo de bienes): Cultura de consumo eficiente e incentivos para los consumos mínimos. Cultura y costumbre de consumo mínimo, reducción del consumo, reutilización de lo adquirido y recirculación de los objetos y materiales. Producción de bienes de calidad y no de mercaderías destinadas a satisfacer necesidades creadas; eliminación de la obsolescencia programada en la producción. Eliminación de la publicidad y de la cultura de la compra y del consumo; eliminación de la obsolescencia asumida en el consumo.

Estas serían, en mi criterio y en resumen, las características básicas y esenciales de la ciudad ideal, pero no las únicas.

Leonardo Miño Garcés 2014-04-05

[1] El presente artículo contiene un resumen mínimo sucinto de las conclusiones obtenidas de la investigación que permitió al autor escribir su libro CIUDADES SOSTENIBLES; y ha sido escrito como una ayuda didáctica solicitada por una alumna distinguida.

[2] Infortunadamente, la mayoría de los seres humanos viven así.

[3] Favor ver el documento: DIMENSIONAMIENTO DE LA UNIDAD VECINAL BÁSICA, del autor de este artículo.

[4] Una dimensión de referencia útil de partida es que la separación entre bloques debe ser igual a su altura.

[5] Por ejemplo, el agua utilizada para refrigeración de motores y procesos en una industria, puede recircular en las instalaciones de otra.